Royal Tips

El beso que libera a los barceloneses

28 Nov , 2014  

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Share on Google+Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page

Joan Fontcuberta y su particular visión de que el mundo nace en cada beso


‘El món neix en cada besada’

Escapando del bullicio que se forma por los alrededores de la catedral de Barcelona, de casualidad se puede llegar hasta la Plaça d’Isidre Nonell, donde desde hace menos de medio año se encuentra un mural que difícilmente pasa desapercibido.

Mientras París o Venecia se llevan la fama de ser “la ciudad del amor”; es la Ciudad Condal la que cuenta con el carrer dels Petons (calle de los besos), carrer dels Enamorats (calle de los enamorados) y carrer de l’Amor (calle del amor). Y ahora, también, con la obra ‘El món neix en cada besada’ (‘El mundo nace en cada beso’).

“Simboliza el beso heterosexual, el homosexual, el fraternal. Son todos los besos” – afirma su autor, el fotógrafo Joan Fontcuberta. De hecho, curiosamente los labios extremadamente carnosos de ambas figuras no despiertan masculinidad ninguna. O sí. De casualidad algunos árboles encubren ligeramente la escena, como si de un beso furtivo se tratase.

A corta distancia, la estampa cobra más significado. En realidad se trata de un fotomosaico de ocho metros de largo y casi cuatro de alto, compuesto por 4.000 azulejos con imágenes. En concreto fotografías de los barceloneses que, a través de redes sociales, se atrevieron a compartir con el artista sus #momentsdellibertat (momentos de libertad) para conmemorar el Tricentenari de la caída de Barcelona en 1714. La obra se realizó aplicando la idea del Googlerama, la cual combina imágenes del buscador con un programa freeware de fotomosaico, estableciendo una relación entre éstas y el concepto rastreado.

Gente saltando, disfrutando de la naturaleza, o bailando con sus amigos; sonrisas de niños, fuegos artificiales, puestas de sol… y algún que otro beso. Momentos congelados que ya forman patrimonio de la ciudad. A decir verdad el catalán es uno de los pocos idiomas donde los besos no solo se pueden dar, sino que también se hacen (“fes-me un petó”). ¿Será en un futuro Barcelona considerada la “ciudad del beso”?

 

fontcuberta-beso-barcelona

 

Royal Hotels BCN

, , ,


Comments are closed.